[titulo]

Publicada el 27-05-2021
La Pandemia desde una mirada Psicológica

Como sociedad, resulta un tanto “normal” e incluso es algo ya internalizado que la Pandemia generó consecuencias a nivel mundial, y lo continúa haciendo. Sin embargo, sería interesante evaluar las diferentes aristas que surgieron tras este hecho: detectar cambios, procesos de adaptación y analizar esta nueva realidad.


Whatsapps UCASAL

Visitas: 0

Para abordar el tema, Maximiliano Alesanco, Lic. Especializado en Psicología Clínica y Docente de UCASAL, brindó una serie de aproximaciones acerca de los efectos subjetivos de la Pandemia en la población. Como principal consecuencia, no necesariamente negativa, fue la virtualidad. Anterior al COVID-19, en muchas ocasiones, ésta se asociaba a la idea de ocio, vicio e incluso pérdida de tiempo.
Maximiliano nos cuenta que, en su experiencia como Psicólogo, sus pacientes no veían la virtualidad como opción, y al momento de no poder asistir presencialmente, posponían la cita programada. Por el contrario, en la actualidad, son ellos mismos los que eligen la digitalización por encima de la presencialidad: “podemos hacer la reunión online?”.
Se podría decir que la población aprendió a explotar un recurso que tenía a su alcance pero que le era un tanto imperceptible.
“Han habido recursos a través de la pantalla que lograron estabilizar a los niños y permitir el contacto social, lo que nos hace pensar: ¿qué hubiera sido de esta Pandemia sin lo virtual?”, destacó Alesanco.
Uno de los pilares básicos que caracterizó la etapa COVID-19 fue el aislamiento y con ella, el fortalecimiento de la comunicación virtual. Continuamente surge el interrogante acerca de cuándo se volverá a la antigua normalidad, y de acuerdo al especialista, esto no ocurrirá. Él asegura que se conformará una nueva realidad a partir de todos estos sucesos experimentados.
De esta forma, la virtualidad pasará a formar parte de la vida cotidiana, se la implementará en las diferentes áreas, ya sea de trabajo, estudio e incluso, empresas. La presencialidad en un 100%, no existirá más.
“El uso que ha tenido en el último tiempo es inédito y pienso que la virtualidad va a instalarse con intermitencia entre lo presencial y lo virtual”.
El Licenciado, como se mencionó anteriormente, se desempeña como Docente en la UCASAL, por lo que vivió en primera persona lo que fue la completa incorporación de la tecnología en la enseñanza. Destacó que la opción fue bastante viable para impartir las clases en el día a día. El único conflicto se presentó en los alumnos de último año que realizan las prácticas clínicas, sin embargo, el Sistema de Educación a Distancia de la Universidad (SEAD) permitió resolverlo y continuar con la cátedra.
“Esta pérdida la hemos sopesado gracias a la tecnología, la informática y el sistema de la UCASAL que nos brindó una gran herramienta para poder hacer las prácticas”.
Otra de las consecuencias del confinamiento fue el excesivo tiempo en casa y el tener que desempeñar una mayor cantidad de tareas, lo cual abrumó a una gran parte de la población. Este fue el típico caso de padres y madres que no sólo tuvieron que cumplir sus respectivos horarios de teletrabajo, sino que debieron encargarse del cuidado, educación y atención de los niños, las 24 horas del día.
Mucho se dijo sobre las consecuencias del encierro en la salud, tanto física como psicológica. Si bien, de acuerdo al especialista, en general no se presentaron nuevos diagnósticos, se agravaron los síntomas de quienes padecían determinadas patologías, el ejemplo más rotundo fue la ansiedad, “dato lógico teniendo en cuenta la incertidumbre, miedo y el estado de alerta que significó estar en continua exposición al virus”. En muchos casos, estas afecciones psicológicas repercutieron en el cuerpo, generando malestares a nivel físico, siendo uno de los más conocidos el insomnio. “No por nada, se comenzaron a observar una mayor cantidad de anuncios de medicamentos para conciliar el sueño” afirmó el profesional.
El encierro al cual la Pandemia arrastró a la población, no sólo acarreó efectos adversos. De acuerdo al psicólogo, el aislamiento ayudó a combatir algunas patologías como ser el caso de las fobias, ya que permitió un mayor tiempo de introspección en los individuos.
A modo de conclusión, el Lic. Alesanco resaltó la importancia de saber controlar la mente frente a cualquier suceso que ocurra. Destacó dos problemas que atacan a la sociedad actual, la pérdida y los límites. “Todo el tiempo estamos intentando que nada se pierda, que todo se transforme y se reintroduzca al sistema (…) Es una época sin límites, por eso se idealizan los sistemas que no paran nunca de trabajar”. Se tratan de dos aspectos que desde la subjetividad se deben controlar, para ser uno mismo quien pone los límites y no el cuerpo. Y, en caso de no poder hacerlo, pedir ayuda.

Franja UCASAL

Ver más noticias

Azul UCASAL
Sede Central: Campo castañares - (Salta - Argentina) Tel.: 54-0387-4268800 / 0810-555-822725 (UCASAL)
Anexo Centro: Pellegrini 790 (Salta - Argentina) - Código Postal A4402FYP.
Dirección de Informática - © - 1963 - 2017 UCASAL - Todos los derechos Reservados.